Nuestros Grupos

“Ninguno de nosotros es mejor que todos nosotros juntos”, es la enseñanza que hemos aprendido algunos profesores de religión de muchas ciudades de España y del mundo.

Con las clases online que ha requerido el confinamiento, nos hemos ido buscando, encontrando y hemos formado grupos, aunque el primero nació hace más de un año.

Creamos una red por WhatsApp y Telegram de intercambio de ideas para la clase de religión y almacenamos muchos recursos y material. Rápidamente los grupos crecieron.

La principal preocupación para el profesorado de religión sobre cómo enfocar su actividad docente durante el confinamiento, era saber qué podríamos hacer para llegar a todos los niños. Parece que esta vez la clase de Reli salía de las aulas y llega a toda la familia, para nosotros una gran responsabilidad y compromiso y deseábamos estar a la altura de las circunstancias.

Nos entretuvimos creando nuestras nuevas clases, como siempre lo más atractivas y lúdicas posible. Innovando en nuevas tecnologías: Plataformas de profesorado, blogs personales, padlets, geniallys, fichas interactivas, clases emoji, classroom, youtube…y muchísimas ideas que hemos ido compartiendo. Pero lo que a muchos nos ha llamado la atención es nuestra unión de grupo, nuestra generosidad, colaboración… Y sin conocernos.

Algunos profesores han creado ideas maravillosas que llegarán a miles y miles de niños y no sólo a los de una clase, de un centro nada más. Lo mejor lo compartimos todos y todos aportamos lo mejor de nosotros. Estoy impresionada por la generosidad de mis compañeros y por ella, los grupos siguen creciendo. Por privado, entre unos y otros escuchamos nuestras dudas y vamos atendiéndonos lo mejor que podemos.

Ha sido una gran oportunidad para crecer en todos los sentidos. Los padres han podido comprobar lo cercanos que somos los profesores de religión con sus hijos y que la asignatura de religión no es una evaluación de su fe sino de sus conocimientos religiosos y el sentido de los mismos para vivir creativamente y atender a su desarrollo integral.

A su vez, las familias han aprendido por sí mismas lo que es esencial para la vida, la verdad, el amor, la familia, la salud, y muchas cosas que trascienden a lo que, sin darnos cuenta, priorizábamos antes, se acabó la comodidad y el facilismo. Quizá ahora valoramos más que aprender a contar, aprender qué es lo que cuenta.

Todos dando lo mejor y con poca esperanza por la asignatura, debido a su valor como herramienta política, pero con mucha ilusión por aportar nuestro granito de arena aportando lo que sabemos hacer mejor para convivir mejor y educar mejores personas.

Si eres profesor de educación católica te invito a participar en nuestros grupos accediendo al enlace :
Te esperamos!! https://t.me/joinchat/CZJBuBQLAWzPj5gsxnDHRg

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web usa cookies para mejorar tu experienciae. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar si lo desea Aceptar Leer más