El asombro es el primer paso

Dice Platón que el asombro es la interrupción de la vida cotidiana que nos produce una cierta perplejidad o extrañamiento. Nos hace primero admirarnos y después preguntarnos. El asombro es un paso previo al conocimiento de la realidad con mayúscula. No se trata de curiosidad, sino de una forma de existir, de mirar la realidad con ojos abiertos, dejándose atravesar por la vida misma, para que se manifieste lo asombroso y admirable de este universo incontrolable y misterioso. Y, a la vez, es distanciarse de esa vida, quedar sorprendido de ella. El asombro es una forma de existir que se puede educar y desarrollar, pues hace crecer a la persona y la sostiene en su maduración. En la era de la comunicación e información, desarrollar nuestra capacidad de asombro facilita una mirada integral y autoconsciente que aporta profundidad a la vida personal y social. El asombro también está en los primeros pasos de la experiencia religiosa. Uno se hace consciente de que, sin buscarlo, el misterio avanza hacia nosotros, dejándonos fascinados por su inabarcabilidad. El asombro es el primer paso de la experiencia vital y también de la experiencia religiosa. Una pastoral de procesos (y no de acciones puntuales) ha de dedicar tiempos y diseñar experiencias donde la comunidad educativa cultive su capacidad de asombro. Hacernos competentes en el asombro significa que nuestra sensibilidad se abre a lo que está fuera de nosotros, aceptándolo y dejándolo resonar en silencio dentro de nosotros. Este es el primer paso para la experiencia religiosa: un gesto, una imagen, una acción, una palabra, un pensamiento, una pregunta nos asombra y resuena como algo fascinante que descoloca nuestro interior. Es difícil evangelizar si no provocamos procesos de fascinación incluso en contextos que consideramos creyentes. Provoquémoslos, no tenemos nada que perder.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web usa cookies para mejorar tu experienciae. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar si lo desea Aceptar Leer más