Cuidadanía

Un paradigma socioeducativo en construcción

De niños aprendimos en la escuela que los seres humanos éramos “animales racionales”. Nos dijeron que nuestro increíble desarrollo cerebral nos situaba muy por encima del resto de seres vivos. También nos enseñaron que nuestra facultad de pensar, la autoconciencia y la capacidad para elaborar conceptos abstractos y universales (Homo sapiens), estaba íntimamente relacionada con nuestra habilidad para construir herramientas (Homo faber), nuestra competencia comunicativa (Homo loquens) y nuestra condición de seres sociales (Homo socialis)

Este contenido es solo para suscriptores.
Si eres suscriptor de papel, contacta para tener acceso Solicitar acceso
Si aún no eres suscriptor Pulsa aquí para suscribirte.
Inicia sesión si ya tienes tu acceso.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Esta web usa cookies para mejorar tu experienciae. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar si lo desea Aceptar Leer más