Creo en la Iglesia

Tras los artículos del credo dedicados a Dios Padre, al Hijo y al Espíritu Santo, ahora le toca el turno a la Iglesia. Un “artículo” que, como los que vendrán después, no pueden estar a la misma altura que los ya vistos.

En el texto introductorio a esta serie sobre el credo, ya advertimos de una particularidad gramatical que tiene gran importancia teológica: solo los artículos del credo dedicados al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo incluyen –en su versión latina– la preposición “in” con acusativo: Credo in unum Deum, Patrem omnipotentem… Et in unum Dominum…

Este contenido es solo para suscriptores.
Si eres suscriptor de papel, contacta para tener acceso Solicitar acceso
Si aún no eres suscriptor Pulsa aquí para suscribirte.
Inicia sesión si ya tienes tu acceso.

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.

Esta web usa cookies para mejorar tu experienciae. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar si lo desea Aceptar Leer más