Tiempo de la creación, una oportunidad para cuidar la Casa Común.

El 1 de septiembre se celebra la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación, con la que comienza el Tiempo de la Creación, un periodo hasta el 4 de octubre, fiesta de san Francisco de Asís, en el que el papa quiere que creyentes y no creyentes nos unamos en el cuidado de la creación. También podemos hacerlo y promoverlo desde la clase de Religión.

Esta Jornada fue establecida por el papa Francisco en el 2015, en consonancia con el tema tratado en su encíclica Laudato si’ sobre el cuidado de la casa común. De esta forma se sumaba a la iniciativa de la Iglesia Ortodoxa, que desde hace tiempo celebraba en esa fecha la Jornada de Oración por el Medio Ambiente. (Ver la noticia de la convocatoria).

El papa ha querido que la Jornada no se reduzca a un solo día. Por eso propone que con esta jornada mundial de oración se inicie el llamado “Tiempo de la Creación”, que se celebra desde el 1 de septiembre hasta el 4 de octubre, fiesta de San Francisco de Asís. (Ver un breve video sobre los objetivos del Tiempo de la Creación).

Un tema para la Jornada de cada año

El mensaje de este año

El papa Francisco recuerda que “es un momento especial para que todos los cristianos recemos y cuidemos juntos nuestra casa común”.

  • Conversión ecológica: “Inspirado originalmente por el Patriarcado ecuménico de Constantinopla, este tiempo es una oportunidad para cultivar nuestra ‘conversión ecológica’, una conversión alentada por san Juan Pablo II como respuesta a la ‘catástrofe ecológica’ anunciada por San Pablo VI ya en 1970”.
  • La voz de la Creación: “Si aprendemos a escucharla, notamos una especie de disonancia en la voz de la creación. Por un lado, es un dulce canto que alaba a nuestro amado Creador; por otro, es un amargo grito que se queja de nuestro maltrato humano”.
  • Espiritualidad ecológica: “El dulce canto de la creación nos invita a practicar una ‘espiritualidad ecológica’, atenta a la presencia de Dios en el mundo natural. Es una invitación a basar nuestra espiritualidad en la ‘amorosa conciencia de no estar desconectados de las demás criaturas, de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal’”.
  • Cumbres climáticas: [En su mensaje el Papa Francisco resaltó la importancia de las cumbres climáticas COP27 sobre el clima que se realizará en Egipto en noviembre, y la COP15 sobre la biodiversidad, que se celebrará en Canadá en diciembre].
  • Deuda ecológica: “No se puede dejar de reconocer la existencia de una ‘deuda ecológica’ de las naciones económicamente más ricas, que son las que más han contaminado en los dos últimos siglos; ello las obliga a tomar medidas más ambiciosas tanto en la COP27 como en la COP15”.
  • Acción decidida: “Esto implica, además de una acción decidida dentro de sus propias fronteras, mantener sus promesas de apoyo financiero y técnico a las naciones económicamente más pobres, que ya están soportando el peso de la crisis climática”.

En la audiencia general del 31 de agosto de 2022, el papa Francisco recordó la celebración de la Jornada de oración y del Tiempo de la Creación, y animó a que esto “fomente en todos un esfuerzo concreto para cuidar nuestra casa común. A merced de nuestros excesos consumistas, la hermana madre tierra gime y nos ruega que detengamos nuestros abusos y su destrucción”.


En clase de Religión

  • Dedicar dos minutos al inicio de la clase para centrarse en el Tiempo de la Creación. Relacionarlo después con el tema que se esté dando. Algunos ejemplos.
  • Preguntar: ¿Cómo podemos hoy escuchar la voz de la Creación? Concretar una acción e intentar actuar en consecuencia.
  • Leer y comentar algún párrafo del mensaje del Papa este año (Ver más arriba).
  • Ver alguno de los vídeos señalados más arriba.
  • Trabajar con las dos oraciones por la creación que el papa Francisco propone en su encíclica Laudato si’ (ver a continuación) y la oración por la conversión ecológica. La hora de trabajar con ellas, téngase en cuenta que esta Jornada y Tiempo de la Creación tienen un origen ecuménico y a ella están invitados creyentes y no creyentes.

Oraciones por la Tierra

Oración por nuestra Tierra 

Dios omnipotente, que estás presente
en todo el universo y en la más pequeña de tus criaturas,
Tú, que rodeas con tu ternura todo lo que existe,
derrama en nosotros la fuerza de tu amor
para que cuidemos la vida y la belleza.

Inúndanos de paz, para que vivamos
como hermanos y hermanas sin dañar a nadie.

Dios de los pobres, ayúdanos a rescatar
a los abandonados y olvidados de esta tierra
que tanto valen a tus ojos.

Sana nuestras vidas,
para que seamos protectores del mundo y no depredadores,
para que sembremos hermosura
y no contaminación y destrucción.

Toca los corazones de los que buscan sólo beneficios
a costa de los pobres y de la tierra.

Enséñanos a descubrir el valor de cada cosa,
a contemplar admirados, a reconocer
que estamos profundamente unidos con todas las criaturas
en nuestro camino hacia tu luz infinita.

Gracias porque estás con nosotros todos los días.
Aliéntanos, por favor, en nuestra lucha
por la justicia, el amor y la paz.

  • Una forma de hacerlo es leer las dos primeras líneas seguida de una de las siete peticiones siguientes, una para cada día. Así hay para varias semana. Conviene comentar lo que pide y ver en que podemos colaborar.

Oración cristiana con la creación

Te alabamos, Padre, con todas tus criaturas,
que salieron de tu mano poderosa. Son tuyas,
y están llenas de tu presencia y de tu ternura. Alabado seas.

Hijo de Dios, Jesús, por ti fueron creadas todas las cosas.
Te formaste en el seno materno de María,
te hiciste parte de esta tierra,
y miraste este mundo con ojos humanos.
Hoy estás vivo en cada criatura
con tu gloria de resucitado. Alabado seas.

Espíritu Santo, que con tu luz
orientas este mundo hacia el amor del Padre
y acompañas el gemido de la creación,
tú vives también en nuestros corazones
para impulsarnos al bien. Alabado seas.

Señor Uno y Trino,
comunidad preciosa de amor infinito,
enséñanos a contemplarte en la belleza del universo,
donde todo nos habla de ti.
Despierta nuestra alabanza y nuestra gratitud
por cada ser que has creado.
Danos la gracia de sentirnos íntimamente unidos
con todo lo que existe.
Dios de amor, muéstranos nuestro lugar en este mundo
como instrumentos de tu cariño
por todos los seres de esta tierra,
porque ninguno de ellos está olvidado ante ti.
Ilumina a los dueños del poder y del dinero
para que se guarden del pecado de la indiferencia,
amen el bien común, promuevan a los débiles,
y cuiden este mundo que habitamos.
Los pobres y la tierra están clamando:
Señor, tómanos a nosotros con tu poder y tu luz,
para proteger toda vida,
para preparar un futuro mejor, para que venga tu Reino
de justicia, de paz, de amor y de hermosura. Alabado seas.
Amén.

  • Nótese que esta oración va dirigida a la Trinidad, a cada una de las tres personas y a la Trinidad, Tenemos tres peticiones primeras y podemos separar como en el caso anterior las seis dirigidas a la Trinidad.

Oración por la conversión ecológica

Dios Creador, te damos las gracias
por la maravilla y la belleza de todo lo que has creado.

Nos has creado a los humanos para que seamos
los protectores y cuidadores de la creación.
Sin embargo somos nosotros los que ahora estropeamos
las obras de tu mano.

Tu hijo Jesucristo sigue sufriendo y muriendo
en la tierra que sufre y en los pobres que sufren.
Perdona nuestros pecados contra tu creación
y contra los pobres del mundo.

Nos unimos a toda la creación para darte las gracias y alabarte.
Te agradecemos, Dios creador,
por todas las cosas buenas que disfrutamos.
Ayúdanos a vivir con más sencillez.

Danos el valor que diste a los apóstoles el día de Pentecostés
para proclamar y defender el cuidado
de nuestra casa común y de los pobres. Amén.

Libro de oraciones del Movimiento Laudato Si’

  • Seguir la oración con imágenes en el siguiente vídeo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.