La programación didáctica (3)

Último artículo de la serie sobre cómo elaborar la programación didáctica

Con este tercer artículo finalizamos la serie sobre cómo elaborar la programación didáctica.

 

  1. Metodología

La metodología es el conjunto de estrategias, procedimientos y acciones organizadas y planificadas por el docente, de manera consciente y reflexiva, con la finalidad de posibilidad el aprendizaje del alumnado y el logro de los objetivos planteados. Esta metodología depende de los elementos curriculares, pero también de la forma personal en que se apliquen estos elementos a las circunstancias educativas concretas en las que se va a desarrollar el trabajo.

Los currículos de las distintas áreas recogen, de forma genérica, unos principios metodológicos a tener en cuenta en el desarrollo didáctico de la materia y una breve presentación de las situaciones de aprendizaje en el área.

Para este apartado, por tanto, consultaremos el currículo de ERE. También encontramos referencia a las situaciones de aprendizaje en los Reales Decretos que desarrollan la etapa.

 

  1. Elementos transversales e interdisciplinariedad

Aunque deberían estar incluidos en el proyecto educativo del centro, Por su gran utilidad, podemos utilizar los que define la normativa nacional para la ESO (art. 6.5 RD 217/2022): la comprensión lectora, la expresión oral y escrita, la comunicación audiovisual, la competencia digital, el emprendimiento social y empresarial, el fomento del espíritu crítico y científico, la educación emocional y en valores, la igualdad de género,  la creatividad, la educación para la salud, incluida la afectivo-sexual, la formación estética, la educación para la sostenibilidad y el consumo responsable, el respeto mutuo y la cooperación entre iguales.

 

  1. Atención a la diversidad

Se trata de indicar el modo en que se da respuesta a la diversidad del alumnado, de forma general o específica desde nuestra materia, grupal o individual, de acceso al aprendizaje mediante la modificación de materiales, recursos, espacios y sistemas de comunicación, de adecuación o supresión de elementos curriculares, etc. Suelen estar especificado en el proyecto educativo de centro o en el Real Decreto de la etapa, por lo que quedaría aplicarlo y concretarlo en cada asignatura.

 

  1. Evaluación

La evaluación se define como el conjunto de actividades programadas para recoger información sobre la que los docentes y alumnos puedan reflexionar y tomar decisiones para mejorar sus estrategias de enseñanza-aprendizaje.

El carácter formativo de la evaluación no sólo tiene efectos en las orientaciones para que el alumnado adecue, refuerce o mantenga su proceso de aprendizaje, sino, además, en la revisión y ajuste de los procesos de enseñanza y de la práctica docente.  De ahí la necesidad de incorporar a la programación didáctica indicadores de evaluación de dichos procesos y práctica y una planificación de esa misma evaluación. Por tanto, es necesario determinar los elementos de la evaluación: cuándo evaluar y qué evaluar (los especificamos en las situaciones de aprendizaje); y los procedimientos e instrumentos de evaluación, además de los criterios de calificación (se establecen de forma general porque se concretarán en las situaciones de aprendizaje).

      

  1. Situaciones de aprendizaje, temporalización y relaciones curriculares

Son situaciones y actividades que implican el despliegue por parte del alumnado de actuaciones asociadas a competencias clave y competencias específicas, y que contribuyen a la adquisición y desarrollo de las mismas.

A lo largo del curso escolar se proponen la realización de diferentes situaciones de aprendizaje. En cada una de ellas, se especifican la relación de los distintos elementos curriculares: objetivos de etapa, competencias específicas, descriptores operativos (competencias clave), saberes básicos, criterios de evaluación, elementos transversales, metodología, recursos didácticos, agrupamientos, espacios, instrumentos de evaluación y atención a la diversidad con actividades de ampliación o refuerzo.

Las elabora el docente o nos lo entregan las editoriales.

 

  1. Recursos didácticos

Los recursos didácticos deben estar en coherencia y al servicio de los demás elementos de la programación didáctica. La insuficiente carga lectiva de algunas materias exige una planificación que permita rentabilizar los tiempos de trabajo directo con el grupo para desarrollar lo programado. Una posible división en distintos apartados: materiales, bibliográficos, recursos audiovisuales, TIC, etc.

 

  1. Plan de lectura y capacidad de expresión en público

Es una exigencia de los principios de etapa. En los principios pedagógicos (art. 6.2 Real Decreto 243/2022) se obliga a que “Las administraciones educativas promoverán las medidas necesarias para que en las distintas materias se desarrollen actividades que estimulen el interés y el hábito de la lectura y la capacidad de expresarse correctamente en público.”.

 

  1. Actividades complementarias y extraescolares

La LOE recogía entre las funciones del profesorado (art. 91): la promoción, organización y participación en las actividades complementarias, dentro o fuera del recinto educativo, programadas por los centros. Igualmente recoge como deber básico de los alumnos: “participar en las actividades formativas y, especialmente, en las escolares y complementarias”.

En este apartado se describen las actividades complementarias y extraescolares que se tiene previsto realizar. Es muy aconsejable porque la programación se aprueba en claustro y consejo escolar y especificar las actividades complementarias y extraescolares puede evitar futuros impedimentos en su realización.

 

  1. Escala de observación de la práctica docente

La escala de observación es un instrumento de evaluación que se basa en una lista de indicadores de logro que pueden redactarse como afirmaciones o preguntas, que orientan el trabajo de observación señalando los aspectos que son relevantes. Constituye una guía para la reflexión y evaluación de la propia práctica docente. Es una exigencia del decreto de evaluación.

 

  1. Bibliografía

 

También te puede interesar:

La programación didáctica (1)

La programación didáctica (2)

1 comentario
  1. Susana dice

    Muchísimas gracias! Creo que es de gran utilidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.