Trabajar la Religión desde Valores

Trabajar la Religión desde Valores

Con motivo de la situación que vivimos en la actualidad y los cambios que en los centros educativos está provocando el COVID-19, escribí un artículo sobre la Enseñanza Religiosa Escolar en este contexto (https://www.religionyescuela.com/proponer/la-ere-en-la-educacion-covid/)

Uno de los grandes rasgos que pueden caracterizar dichos cambios en multitud de centros educativos son los denominados “grupos burbuja” y su influencia en la metodología didáctica que se había mantenido en la escuela hasta ahora.

Cada centro, en su plan de prevención y actuación contra este virus que nos azota, y dentro de su competencia organizativa, ha decidido cómo se ha de proceder para la Enseñanza Religiosa Escolar. Hay quienes continúan impartiendo clases de Religión como siempre; en otros casos, salen de clase el grupo de Religión o quienes no la han elegido, pero no pueden llevar y traer ningún material de casa sin pasar una “cuarentena”. Incluso se llega el caso, como ocurre en mi centro, que no se pueden romper los grupos burbujas y, por tanto, la clase de Religión y la alternativa se deben impartir en la misma hora con todo el alumnado junto dentro de la clase. ¿Cómo hacer esto? Hay que poner en marcha las neuronas y la creatividad.

Mi propuesta fue partir de valores como centro de interés de cada unidad didáctica y desarrollar un trabajo conjunto, de forma genérica, para todo el alumnado (religión y valores) para, en un segundo momento de la situación de aprendizaje, plantear actividades y tareas específicas al correspondiente alumnado de cada una de dichas áreas donde se  fomente la consecución de los distintos elementos y contenidos curriculares.

Veamos un ejemplo de su aplicación en el aula, aunque debe tener en cuenta que no trato de presentar una unidad didáctica de forma completa.

UNIDAD DIDÁCTICA: LA ESCUCHA

Destinatario: 6º Primaria

Diseño curricular:

Bloque 2. La Revelación: Dios interviene en la historia.

Contenidos Criterios de evaluación Estándares de aprendizaje
El pueblo de Israel como depositario de la sabiduría de Dios. Los libros Sapienciales enriquecen a la humanidad

 

1. Descubrir y apreciar la riqueza de los textos sapienciales en la historia.

 

1.1. Identifica y valora expresiones recogidas en los libros sapienciales que enriquecen y mejoran a la persona.

1.2. Investiga y contrasta la sabiduría popular con expresiones de la sabiduría de Israel emitiendo un juicio personal.

1.3. Propone, dialogando con sus compañeros, situaciones y comportamientos donde se expresa la riqueza humana que aparece en los textos sapienciales

 

 

Desarrollo didáctico:

1º Sesión.

Comenzamos con la lectura del texto relativo a la ESCUCHA y análisis de la imagen alusiva.

Escuchar es prestar atención a las palabras de otra persona, a la intención con que las dice y a los sentimientos que las acompañan. «Una película no me apetece mucho», dice una amiga que ha venido a dormir a tu casa. «Pues pongamos música relajante para quedarnos dormidos», propones tú al percibir el cansancio en su rostro. ¿Sienta bien escuchar? Sí. Tan bien como que te escuchen. Le cuentas a una amiga eso que tan contento te ha puesto, como que vas a hacer surf, y de inmediato a tu amiga se le alegra la cara. ¡Y eso que ni le gusta el mar! Cuando alguien te escucha, te dedica su tiempo, muestra interés por ti y ganas de comprenderte. Escuchar es, pues, un acto de generosidad.[1]

Reflexionamos sobre cuándo nos sentimos escuchados y escribimos 3 “signos” que detectamos en la otra persona y que nos indica que nos está escuchando o nos hace sentirnos escuchados. Desde el trabajo cooperativo, en grupos, hemos puesto en común nuestros signos y, cada grupo, debe elegir los 5 signos más importantes.

Tras una puesta en común, anotamos en la pizarra los “signos” con el motivo de confeccionar un test para autoevaluarnos sobre si sabemos escuchar o no. Esta imagen expresa el resultado del trabajo en una de las clases.

2º Sesión

Como trabajo específico con los contenidos de Religión, hemos trabajado sobre la Biblia como Palabra de Dios que los cristianos debemos “escuchar”. Adjunto fichas trabajadas en el aula.

Realmente, aquí se pueden plantear todas las tareas y situaciones de aprendizaje que normalmente utilice para el desarrollo de los contenidos referentes al tema de la Biblia. Debo especificar que depende más del tiempo y sesiones de clase de las que disponga. En mi caso, para este nivel son dos sesiones de una hora cada una, lo que prácticamente exige una sesión como presentación y trabajo del valor y otra sesión para aquellos contenidos específicos de Religión, ya que la temporalización del ciclo es de un valor por semana.

Para completar la información, bien a través del classroom (que es la plataforma que se utiliza en el colegio) o en la propia aula, mostramos  los videos que os dejo a continuación y unos juegos divertidos…Y ahora es cuando reto al alumnado a: ¿Qué puntuación sois capaces de obtener?

Fichas y videos sobre la biblia, cliqueando aquí.

Juegos:

https://es.educaplay.com/recursos-educativos/7433109-6_primaria_tema_3_la_biblia.html

https://es.educaplay.com/recursos-educativos/7210082-libros_de_la_biblia.html

 

[1] Texto: Cristina Núñez Pereira y Rafael R. Valcárcel:  AMAR, ed. Palabras Aladas, S. L., Madrid,  2017, p. 18

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Esta web usa cookies para mejorar tu experienciae. Asumiremos que está de acuerdo con esto, pero puede optar por no continuar si lo desea Aceptar Leer más