Luces y sombras del deporte

El deporte, en la medida en que es una actividad humana, es un reflejo del mismo ser humano y de la sociedad en la cual vive. La obra revela al ser de la persona.

La ambigüedad es inherente al fenómeno deportivo, pues es algo intrínseco a la condición humana. Somos ambiguos y solo a través de la acción se aclara la ambigüedad, pues, mediante ella, uno revela cómo es, cómo trata a los demás, qué prioridades tiene.

En un campo de fútbol, se puede expresar lo mejor de la persona, pero también lo peor. Como dijera el filósofo y premio nobel de literatura, Albert Camus (1913-1960), uno puede aprender lo fundamental de la vida jugando al fútbol, pero también es verdad, se puede añadir, que, en un estadio de fútbol, puede incorporar toda suerte de malos hábitos y vicios.

El deporte, en la medida en que es una actividad humana, es un reflejo del mismo ser humano y de la sociedad en la cual vive. La obra revela al ser de la persona. Por el modo como un ser humano realiza una actividad, la que sea, enseñar, curar, cuidar, cocinar, dirigir o jugar al fútbol, se manifiesta la naturaleza de este ser humano, su carácter, su tesón, sus habilidades, sus características morales, porque, como indicaban los clásicos medievales, santo Tomás de Aquino entre ellos, la obra siempre sigue al ser.

Existen muchos modos de realizar la actividad deportiva; incluso, respetando las mismas reglas de juego del deporte. Respetar las reglas es el mínimum exigible a todo deportista, pero respetarlas escrupulosamente todavía no garantiza la excelencia deportiva en sentido moral, pues esta depende de las virtudes que tenga el jugador individualmente.

El modo como se enfrenta el deportista a una derrota, el modo como asume una decisión arbitral que le parece injusta y la manera como reacciona a la jauría de la masa cuando lo abuchea definen su identidad. La identidad personal se manifiesta, muy habitualmente, por reacción. Nos damos cuenta de cómo es el otro al ver cómo reacciona a lo imprevisto, a lo que no estaba dentro de sus planes ni programas. También puede decirse de uno mismo.

El deporte es un reflejo en el plano micro de la sociedad: revela sus grandezas y sus miserias, también sus valores y contravalores. No es un ámbito puro, inmaculado, ajeno a las vicisitudes que padece el cuerpo social. Las modas, los prejuicios, los estereotipos y los tópicos que circulan en el imaginario colectivo y que se pegan en el pensamiento e imaginario de la ciudadanía se reproducen, exactamente igual, en el ámbito deportivo, y, a veces, con mucha más vehemencia, por su función liberadora. El ciudadano no se reprime en la cancha como se reprime en la oficina o en su casa. Muestra lo que piensa del sexo femenino, del sexo masculino, de la homosexualidad, lo que piensa de determinadas etnias y razas, revela sus sentimientos más viscerales.

El objetivo del deporte

Efectivamente, el deporte extrae y depura lo mejor y lo peor de nosotros, porque está íntimamente ligado a las emociones y a nuestro yo más íntimo. Llevados a situaciones de máxima tensión, sale a relucir nuestro verdadero yo. Pero toda esa tensión exagerada y esa exigencia desmesurada por obtener el triunfo deberían de canalizarse como energía positiva en su esencia más pura, que debería de mover las masas en la buena dirección a través de comportamientos ejemplares. A nuestro juicio, el objetivo del deporte debería ser el de unir y no el de separar, el de enseñar y no el de dar malos ejemplos. Hay muchos ejemplos en el cual el deporte ha unido no solo a personas sino a colectivos enfrentados, a etnias divididas históricamente por todo tipo de resentimientos históricos. La sospecha de que el deporte, como fenómeno de masas, juegue este papel alienante en nuestra sociedad marcada por el trabajo y por el rendimiento está más que contrastada en la práctica. Sin embargo, el deporte, cuando se vive auténticamente, es una fuente de introspección, un camino de autoconocimiento, una maravillosa vía de crecimiento personal y, por tanto, también comunitario.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.